Contra III: The Alien Wars

This game is action from beginning to end, do not think that you will have a moment of peace, even because Aliens are at war with planet earth, and resting will be your least concern.

Release Date:


Learn more about Contra III: The Alien Wars

Review: NEOYEMMs Review

14 views - 0 likes

Pocas veces tuve la oportunidad de terminar 'Contra III: The Alien Wars', el juego de Nobuya Nakazato desarrollado por Konami para la Super Nintendo (SNES). Cada vez que lo jugaba en mi etapa infantil, lo abandonaba. Pero siempre lo disfrutaba porque es uno muy entretenido. Recientemente lo he terminado y he salido satisfecho. Es uno de los mejores de la serie. Un juego verdaderamente difícil que crea una experiencia acogedora con la jugabilidad, el diseño de los escenarios, las gráficas de dos dimensiones, el apartado de sonido, la banda sonora, los jefes finales y la gran cantidad de habilidades que se encuentran en el camino. La historia es simple. Se estructura como un juego shoot'em up de desplazamiento lateral, donde controlo a dos comandos, Bill Rizer y Lance Bean, con el fin de independizarse de una raza alienígena que ha invadido la Tierra. Se puede jugar de uno o dos jugadores. Elijo en solitario. Progreso corriendo, saltando y disparando a los enemigos que me encuentro en el trayecto, ayudado por unas ametralladoras que pueden intercambiarse y se pueden actualizar con una gran variedad de habilidades que alteran los disparos del arma equipada de forma predeterminada, como los misiles guiados, los torpedos, un lanzallamas, un láser y un disparo extendido. Asimismo hay bombas y un escudo de barrera temporal que me protege contra cualquier enemigo. Los seis niveles (con dos niveles que presentan desde una perspectiva aérea) son muy divertidos cuando combato contra enemigos que salen por todas las direcciones y los jefes que me hacen la vida imposible. Si me toca algún enemigo, muero fácilmente. Por suerte todo luce afinadamente sincronizado debajo de la simplicidad. La acción es rápida y en ningún momento se pierde el factor de sorpresa. Invadido por la nostalgia, en la escena final en la que escapo montado en el helicóptero, siento un alivio tremendo. Me parece inolvidable.


7.010

Total score